Una esperanza bajo el Sol, vitamina D Vitalosofia
15776
post-template-default,single,single-post,postid-15776,single-format-gallery,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.5.2,vc_responsive

Una esperanza bajo el Sol, vitamina D


Fatiga, Dolores musculares, depresión, inmunidad baja, huesos frágiles, etc… Estos síntomas tan inespecíficos pero tan comunes a veces podrían ser la consecuencia de una deficiencia de Vitamina D.

 Sabemos que la vitamina D ayuda a fijar el calcio en los huesos y siempre se le ha relacionado con una buena salud ósea, últimamente se ha visto que otros tipos de células tienen receptores para la vitamina D y su correcta función depende de esta, tal es el caso de las células del corazón, células del páncreas, neuronas, células inmunitarias, entre otras.

Esto se traduce en que la vitamina D, interviene en múltiples procesos metabólicos y su deficiencia puede causar problemas a muchos niveles: Debilidad ósea por falta de fijación de calcio, cáncer de colon, cáncer de mama por su papel modulador en la acción de genes, inmunosupresión por déficit en la maduración linfocitaria, enfermedad cardiovascular, dolor muscular, depresión.

La principal fuente de vitamina D, es la luz solar. También se obtiene en menor medida en alimentos como pescados grasos (Salmón, sardina, atún, etc), alimentos reforzados o suplementos alimenticios.
La vida actual, nos hace estar cada vez menos bajo los rayos del sol y utilizar necesariamente protección solar, además los países alejados del ecuador reciben menos radiación UVB, este hecho y una baja ingesta en alimentos ricos en Vitamina D, podrían ocasionar deficiencia de vitamina D.

Tomar sol es importante para fijar la vitamina D

Es importante tenerlo en cuenta y tomar baños de sol (15 minuto al día antes de las 12 y después de las 16 horas, paseando, leyendo un libro en el parque, o durante un descanso en el trabajo) Si tienes déficit de vitamina D, el diagnostico se hace mediante una analítica de sangre. El nivel mínimo de 25 OHD (vitamina D) es de 45 ng/ml, sin embargo para que la vitamina D ejerza un papel protector los niveles que debemos mantener son entre 70-80 ng/ml y tomarla con comida no en ayunas. Ahora ya lo sabes. La vitamina D es indispensable para gozar de una buena salud en todos los niveles. Protege a tu cuerpo y mantente joven.

Comparte en tus redes sociales